martes, 4 de marzo de 2008

Dos

hambriento el mar
ha tragado una rosa

y ha cerrado su manto
urdiendo con la piedra
un ataúd

erecta en la garganta
ha persistido ella
sin embargo





dislexia de los sueños

la desmemoria encubre
la blanca oquedad
de la conciencia
evade las zonas quejumbrosas

desoye

inventa la tiniebla falaz
que persevera
entre los hemisferios

desmembrado de la luz
el hombre
rememora jirones

y no hay dónde albergar
la permanencia



De Ana Guillot, Los posibles espacios.

6 comentarios:

teodoradorna dijo...

uhhhhhhhhhhhhhhhhh muchisimo, una vastedad para terminar le día. me gustaba venir aca de noche, proque me voy a dormir pensando en todo lo que leí y con suerte quizas sueñe con eso.

abrazos.

Jota dijo...

abajo
abajo
los (2)ultimos versos: wow.

Danelí dijo...

El tiempo es tan distinto hoy
que ya no estamos

estábamos

Un besito =*

toto scurraby dijo...

y no hay dónde albergar
la permanencia

principio de incertidumbre dijo...

parece que todos nos asombramos con el final.


Y qué buen nombre del libro. Sobre todo porque siempre estamos con la imposibilidad presente.

No conocía a esta poeta.

saludos, daniela.

Monitor LCD dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Monitor de LCD, I hope you enjoy. The address is http://monitor-de-lcd.blogspot.com. A hug.