domingo, 16 de diciembre de 2007

Saber que no se escribe para el otro, saber que esas cosas que voy a escribir no me harán jamás amar por quien amo, saber que la escritura no compensa nada, no sublima nada, que es precisamente ahí donde no estás: tal es el comienzo de la escritura.
R. Barthes, Fragmentos de un discurso amoroso.

6 comentarios:

anónimaux dijo...

yeah!

anónimaux dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
anónimaux dijo...

yeah!

principio de incertidumbre dijo...

(creo que ya dije esto en tu blog, pero...)


Cuánto hace que queremos conseguir ese libro (mi novio y yo). Ya lo encargamos en nuestro librero amigo, pero está agotado...


Barthes está en lo cierto, la escritura comienza con la falta, con la imposibilidad.
Pero está bien que así lo sea, sino seería un fin en sí mismo.

Beso.

teodoradorna dijo...

uhhhhhhhhhhhhhhhhhh, creo que nos pego a todos, mi me pego en una de las costillas del medio del lado derecho. uhhhhhh, que lindo pasar por aca,irse y pensar en todo el mundo.

Sol dijo...

maravillosa cita... de verdad... selecta. Gracias por llevarme a esto. ahora, para 'principio de incertidumbre' creo que justamente lo que dice barthes es que es un fin en si mismo, lejos del agrado a los demás, lejos de especulaciones y objetivos a cumplir. Al menos, así lo lei yo...