domingo, 9 de diciembre de 2007

amore e psiche


Sabemos que existe un espacio de libertad entre la carne
y el esqueleto
en el que las repeticiones, los lamentos
llegan atenuados;
un espacio de abrazos,
un cuerpo transfigurado.



En Masbedo - Houellebecq; Seguir vivo

3 comentarios:

anónimaux dijo...

bella seleccion del mar.

y te invito a

http://videotex.wordpress.com/


un salut!

sole (...) dijo...

esos son lod espacios de libertad q nos dan alivio...

mirá vos dónde era!
no sabía geograficamente dónde ubicarlos...


abrazo!

toto scurraby dijo...

que buen espacio ese