domingo, 7 de octubre de 2007

Dos de Andrade

El amor

Estoy amándote como el frío
corta los labios.

Arrancando la raíz
a lo más diminuto de tus ríos.

Inundándote de dagas
de saliva esperma lumbre.

Estoy rodeado de agujas
tu boca más vulnerable.

Marcando en tus costados
el itinerario de la espuma.

Así es el amor: mortal y navegable.


Eugénio de Andrade
Versión de Alberto Ruy Sánchez

(gracias tania, www.cantodeespumas.blogspot.com)


Entra

Creo que fue la sonrisa,
la sonrisa fue quien abrió la puerta.
Era una sonrisa con mucha luz
dentro, y apetecía
entrar en ella,
quitarse la ropa, quedarse
desnudo dentro de aquella sonrisa.
Correr, navegar, morir en aquella sonrisa.

9 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Belleza de poemas. No conocía al autor.
Pero sí he leído los libros de Ruy Sánchez. Lo recomiendo.

Abrazos linda.

Tania dijo...

Mar de Setembro
Eugénio de Andrade

Tudo era claro:
céu, lábios, areias,
O mar estava perto,
fremente de espumas.
Corpos ou ondas?
iam, vinham, iam,
dóceis, leves - só
ritmo e brancura.
Felizes, cantam;
serenos, dormem;
despertos, amam,
exaltam o silêncio.
Tudo era claro,
jovem, alado.
O mar estava perto.
Puríssimo. Doirado.

Oi Ladani

Me alegro mucho que te gustara Eugénio de Andrade, es uno de mis poetas de elección, sus libros quedan en mi cabezera, me fascina su poesía solar... (y ese de la sonrisa que eligiste...)
Yo también me encanto y conozco nuevos poetas visitando esta tu bonita casa. Hermoso compartir... gracias a ti.

Um abraço grande e feliz semana.

Laura dijo...

Entrar en un gesto y ponerse a navegar en él es una aventura maravillosa.
Gracias por visitarme y ponerme en tus links. Una sorpresa!!!
Un abrazo.

tiene un blog dijo...

que poemas che

estan tan buenos los dos
que no tengo mas q decir

Lau dijo...

me gustó el primero.

salutes!

ynsv dijo...

que lindo una sonrisa con gestos de amante amador.

sole (...) dijo...

que buenisimos textos

bellos bellos bellos

JuanBM dijo...

Son realmente preciosos. El primero me deja sin palabras y el segundo, me hace recordar que el amor empieza así, entre una mirada y una sonrisa que queremos habitar, compartir. Una mirada y una sonrisa que se queda en nosotros como fascinación y llamada...y quedamos prendidos como si ya no supieramos vivir y respirar sin esos elementos esenciales.

Como siempre, todo un placer tu casa.

Un abrazo

principio de incertidumbre dijo...

Muy preciosos, sobre todo el primero.

El portugués me puede y estas traducciones son realmente lindas.

Lo del frío que corta los labios es tremendo.