domingo, 12 de agosto de 2007

al principio fue el golpe
un silencio repentino
absurdo, casi
casi inteligible

después sobrevino la tranquilidad
una pasmosa calma
serena necesidad de silencio

ahora
el silencio
es casi ensordecedor
no me deja dormir
casi no puedo cerrar los ojos
casi no puedo respirar

la noche se hace larga
eterna
el viento suena tras las ventanas
estamos en agosto
es el mes de los vientos
los vientos están impacientes
quieren irse
ya se han ido

los dejo
que golpeen los vidrios
pero no les abro
no les voy a abrir
no puedo abrirles
duelen con sus ruidos
duelen tanto

siempre el mismo ciclo
siempre el mismo
la misma lanza
que atraviesa, destroza, y renace

siempre igual

como tus ojos
devorándose a los míos

silencio, ahora

8 comentarios:

LA CARICATURA EXISTENCIALISTA dijo...

la foto de tu banner, el mar, y los versos de tu poema, los ciclos, el silencio, el mar, la pase bien, saludos de Tito!!

RocanLoveR dijo...

Pero el viento se lleva todo, los suspiros, las angustias, las sonrisas, el recuerdo de esos ojos, con su mirada que devora ... no abras las ventanas, déjalas así..Todo pasa..

un abrazo :)

pep dijo...

muy bueno, che.

Alan Murray dijo...

20 segundos de abstrayente lectura... un viaje hacia el autor.

Hada de luces dijo...

Y si abrieras la ventana y con tus brazos abiertos lo sintieras en tu cuerpo hasta transformarte vos en ese viento y volar hacia algún nuevo lugar??

Atravesdelagrieta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atravesdelagrieta dijo...

Por "la palabra que sana" estoy aquí. Es precioso. Quise decírtelo pero era anónima. Esto generó el nacimiento de mi lugar...
Gracias Dani por el resto...

botas de agua dijo...

me gustó mucho ladani, de veras. te animo a que, aunque sigas publicando cosas tan hermosas como las que publicas, no dejes de lado tu poesía... besos y no me agradezcas que me pase por áquí, es un placer hacerlo.